Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

Celebrando en un Mini el B’aktun

El inicio de ciclos es parte dinámica y constante de nuestra vida, de hecho casi todo está conformado por ciclos sigmoides, es decir, cuya curva tiene forma de S.  La importancia del 13 B’aktun es mundial y eso provocó la presencia de los más inesperados visitantes.  

-foto-1--22-2-2013

Por eso un reducido número de periodistas especializados en el tema auto hizo la visita a la Ciudad Mutul, hoy conocida como Tikal y al Mundo Perdido.

El transporte personal fue una variable clave para hacer una travesía tan singular.  Autopistas en buen estado, carreteras promedio, caminos sin asfalto, rutas balastradas e inesperados obstáculos deben ser considerados en el plan de viaje.

También debe considerarse el consumo de combustible para recorrer más de mil kilómetros y la capacidad para utilizar gasolina de la calidad disponible en el camino.

La elección de auto fue el nuevo Mini Countryman Cooper S All-4.

Gracias a su motricidad en ambos ejes y su motor turbo de 1,600 cc la carretera fue rápidamente transitada, incluso en donde los cambios de altura podrían afectar a otros vehículos, el Mini Countrymann Cooper S funcionó sin ninguna alteración en su desempeño.

La unidad manejada monta una caja automática, lo cual proporcionó comodidad extra para la larga faena.

Sus 184 caballos de fuerza se desbocaron en las rectas de Sabaneta, proporcionando una conducción segura, estable y confortable.

Respuesta en cualquier condición

Un aspecto especial a señalar es su amplia capacidad para rebasar en subidas, en especial en condiciones tan exigentes como las de la carretera al Atlántico, en donde las largas filas de transporte pesado resultan ser tediosas y peligrosas.  La agilidad de este Mini es producto de su poderoso torque de 240 Newton-metro, producidos por sus cuatro cilindros en línea.

Si bien por fuera el auto da muestras de su amplitud, esta característica es más apreciada en el habitáculo, porque cuatro adultos pueden vivir una auténtica experiencia de marca Mini sin renunciar al confort.

Por fuera es dinámico, con líneas diferenciadoras que hacen de él un auténtico Mini, pero de tamaño mayor con relación al modelo conocido.

La adopción de una estructura de carrocería de cuatro puertas ha sido clave para permitir un acomodo más holgado a los ocupantes de ambas filas de asientos.
Además, el maletero ofrece un generoso espacio para equipaje y avituallamientos propios para un viaje como el efectuado al corazón del Mundo Maya.

Experiencia cultural

Luego de tener contacto con la plaza mayor de Tikal, tramitar 195 escalones para subir al templo Jaguar IV y de apreciar la grandeza casi virgen de Mundo Perdido, es hora de regresar a la ciudad capital.

Es pertinente señalar que el Mini, sin ser un carro de precio reducido, es un concepto capaz de tender puentes de amistad con casi todas las personas con quienes se interactuó en este viaje.  Manejarlo genera amistad, reacciones positivas y simpatía.

Sería difícil tener recuerdos más gratos, las autoridades del Parque Nacional Tikal tienen vocación de servicio, el Mini Countryman Cooper S demostró por qué es muy conveniente para largas faenas y el contacto espiritual con nuestro pasado brindó paz y serenidad.

Por Néstor A. Larrazábal B. 
Fotos: Alberto Martinez

Escríbenos